8 jul. 2016

Historias de amor como nunca antes se contaron

Hoy os traigo la lámina de Irene y Álvaro, un trabajo con el que he disfrutado muchísimo porque me he sentido bastante identificada con ellos. Me encanta ilustrar vuestras historias, me río con muchas de vuestras ocurrencias y me siento un poco partícipe, como si os conociera...


Ilustrar historias de parejas felices es algo maravilloso porque acabo formando parte de un regalo único y personal. De ese tipo de regalos que cuando alguien lo recibe se queda sin palabras, sin capacidad para verbalizar pero en su cara puedes leer un "como mola, te lo has currado y me encanta" y eso no tiene precio (y lo sabes).


Es cierto que a veces puede resultar difícil encontrar los aspectos cotidianos que hacen a una pareja especial y quien decide hacer este regalo tiene que conocer bien a los protagonistas por ello son los mejores amigos, hermanas, madres y la propia pareja los que normalmente me escriben transmitiéndome tanto cariño y cercanía que me involucran de tal forma que acabo poniendo todo mi corazón en la lámina y eso, sí o sí, se nota y mucho.


"Todas las historias de amor son bonitas 
pero la nuestra es mi favorita"

Cada viñeta cuenta una historia por sí misma y alguna no tiene desperdicio. ¡Mira esta convertida en taza para el mayor fan de Ben-Hur!



O el clásico Keep Calm... en su versión más relajante.



Una lámina de láminas como un libro lleno de capítulos que cuentan la más bonita de las historias como jamás fue contada.

Si es que no hay como contar las cosas con esmero y enmarcarlas con gracia para que se entere el mundo entero.

Y a ti ¿te gusta contar historias? ¿me cuentas la tuya?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario.
Me encanta leerlos y me anima a seguir trabajando.