2 oct. 2014

Mi jardín vertical

Sin duda, lo que os traigo hoy es la forma más sencilla, cómoda y económica de tener un jardín vertical. 
Ni estructuras, ni sistemas de riego, ni hidroponias, ni humedades, ni hongos, ni mantenimientos complicados. 

Un poco de pintura negra, un par de pinceles y una escalera son suficientes para tener la pared más florida y hermosa.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario.
Me encanta leerlos y me anima a seguir trabajando.