1 jul. 2014

Frucopan y a gozar

Emprender... 

Hay pocas cosas que nos ilusionen más que empezar un nuevo proyecto. Liarse la manta a la cabeza, tirarse a la piscina o volverse como una cabra sólo para intentar hacer un sueño realidad. 

Que siiiií... que la cosa está muy mala, pero ¿y si sale bien? 

Mi amiga Gemma Gutiérrez me dijo una vez que no era época de crisis sino de oportunidades y según pasa el tiempo me doy cuenta de que tenía mucha razón.

El miedo de muchos deja más sitio para que los  valientes se hagan sitio. 

A mi me encantan los emprendedores, todos sin excepción, porque quien emprende aprende, porque suele ser gente sana, inquieta y con afán de superación. Gente a la que le importa un pimiento lo que haga o diga la vecina porque el tiempo que tiene prefiere emplearlo en alcanzar metas en vez de ocuparse de chorradas.

Gente valiente que conoce los riesgos (claro que los hay), pero cuya ilusión por intentarlo puede más que sus miedos. 

Cómo no me van a gustar si son gente para admirar.

Porque emprender cuesta mucho, pero si encima emprendes en un pueblecito como el mío la cosa es de superhéroes y superheroínas como María José. 

¿Quién? María José es un amor y después de mucho pensar decidió poner una tiendecita en Alar del Rey. Su idea, algo aparentemente sencillo: vender fruta, congelados y pan.

Tenía muchas formas de hacerlo y eligió hacerlo bien porque los sueños o se cumplen o no se cumplen pero ya que nos ponemos, no vamos a cumplirlos a medias ¿no?










 El mensaje esta claro: María José apuesta por ella y apuesta por Frucopan porque ¿y si sale bien?

Y tú, ¿por qué apuestas?

Frucopan
frucopan@gmail.com
+34 630 650 311


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario.
Me encanta leerlos y me anima a seguir trabajando.