19 mar. 2014

Santa Mamá Josefa

¡Baja Modesto que sube Mamá Josefa! Seguro que muchos habéis pensado eso al leer el título de la entrada de hoy. La verdad es que me han salido así y no por nada en especial, bueno sí: hoy es el día de San José, el Día del Padre y el de los Josés, las Josefas, Josefinas, Finas, Joseficas, Ficas, Pepes y Pepas así que como Josefa que soy (aunque sea un postizo que he adquirido con los años) voy a celebrar el día yo también. 

Eso sí, un poco en segundo plano que primero se lo dedico a mi papi (my hero), mi otro papi (padre de mis hijos, mi compañero, amante, amigo y mi todo) y mis Josefas de las buenas verdaderas: mi mamá (Fica, de Josefica) y mi abuela Mamá Josefa (la auténtica). Como no, aunque ya no esté, me acuerdo de mi otra abuela: Josefa también, que me acompaña cada día y me sigue dando empujones desde el cielo o donde esté porque, si la energía se transforma, ella tenía para dar y tomar) para seguir adelante ¡siempre adelante!

Y dicho esto, comparto este post para dejaros tres viñetas:

La primera, para los padres molones. La diseñé con mucho amor, y ha viajado a un montón de destinos españoles estampada en tazas y láminas a través de mi tienda DaWanda. Se la he regalado a mis papis y están encantados, la he compartido en todas mis redes (Facebook, Twitter, Google+Instagram, Pinterest y WhatsApp) y ahora os la dejo aquí para que podáis hacer lo mismo si os apetece y enviársela a vuestro SuperPapá.



 La segunda, nació como etiquetita para acompañar regalos y al final la he dejado ser viñeta en Facebook. Como la primera, podéis compartirla donde queráis y si lo hacéis con el hastag #mamajosefa mucho mejor porque, presumida que es una, me hace mucha ilusión verme por las redes y saber que os gusto y me compartís con vuestra gente.






Os la dejo aquí también en forma de etiqueta y postal para que la imprimáis y la utilicéis si os mola.


La tercera no tiene que ver con el día del padre, la compartí el viernes pasado que no era primavera pero como hacía taaaan bueno no e pude resistir a gritar a los cuatro vientos que la primavera ya estaba aquí. El 21 de marzo, también será viernes y podremos volver a decirlo (esta vez con razón) aunque el tiempo igual ya no es tan bueno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario.
Me encanta leerlos y me anima a seguir trabajando.