22 oct. 2012

Terror en el frutero

Faltan sólo diez días para Halloween y se nota en el ambiente.




La verdad es que esta fiesta ha ganado adeptos con los años en nuestro país hasta el punto de que hasta en el pequeño pueblo donde vive Mamá Josefa, los niños se disfrazan y llaman a las puertas coreando Truco o Trato.

Hay mucha gente a la que no le gusta nada esta fiesta por no considerarla nuestra pero a mi, cualquier excusa para festejar, disfrazarse o hacer una fiesta con los amigos, me parece buena.

La verdad que la sobriedad del Día de Todos los Santos resulta un poco deprimente y según está la cosa es mejor dejar puertas abiertas a la alegría y a la imaginación.

Bueno, pues la cosa es que pensando en recetas para la cena de Halloween he acabado pintando las madarinas que compre esta mañana en el super. Han quedado muy graciosas.

Besos familia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario.
Me encanta leerlos y me anima a seguir trabajando.